SOLA

Hay días en los que me siento SOLA. Sola como si no hubiera a quien hablarle, Sola como si no hubiera lugares a donde ir, cosas que hacer. Sola como si no tuvieras amigos o amigas, sola como si nadie quisiera verme, sola como si de verdad estuvieras sola.

Que difícil sería en verdad estar sola, pero que doloroso y humillante simplemente sentirlo. Se perfectamente que esta mi familia y están mis amigos, mis amigas por supuesto, que están los conocidos y hasta la gente del trabajo. Pero quizás hay gente para todo y todavía no he podido encontrar quien pueda estar para mi en estos momentos o mejor dicho, no se bien a quien permitirle verme en este estado de vulnerabilidad. Tengo mucha gente de confianza en quien apoyarme, pero sé que ellos también tienen su vida y sus compromisos. Yo no me atrevo a pedirles, mucho menos rogarles. Sé también que tengo que aprender a valerme por mi misma y no depender de otros.

De vez en cuando intento salir con otras personas para distraerme y tratar de olvidarle, tratar de avanzar, pero me da miedo cansarme y saber que no lo voy a encontrar – así que muchas otra desisto, y prefiero guardarme. Que error quererlo encontrar en alguien más.

Pero es que que fácil es clavarse en una rutina con alguien, que fácil es crear y perderte en tu mundo y que difícil es salirse de ahí y volver a la vida real… SOLA. Qué fácil es abandonar a la gente pensando que ya no necesitas a nadie más y que difícil es regresar con la cola entre las patas, no sólo queriendo volver, pero esta vez, necesitando cariño.

Mujer sola en el mar

 

Advertisements