Nada fue suficiente

#AE

Yo lo quise, de verdad lo quise, le dije que lo amaba… FUE CIERTO, pero no fue suficiente. Pareciera que un día despertó y ya no quería estar aquí, hizo todo mal. A él le andaba por la fiesta y ya teníamos muchos días guardados para evitar tomar y evitar gastar dinero, teníamos planes – creí. Pero era cosa de tiempo que decidiera desaparecer y escaparse así, de hecho, estuvo cerca hace 1 semana, pero logramos superarlo. Pensé que lo teníamos claro o que la habíamos librado… me equivoqué, sin darme cuenta sólo estaba reprimiendo a la bestia, que le urgía salir sin mi.

Hice tanto para salvar esto cuantas veces, por amor y por vergüenza también, pero él buscaba otras cosas. Me aferre a ideas que el tenía y una vez me dijo “lo que tenemos es difícil de encontrar, no lo deberíamos perder” – ya no sé de donde salió eso, ahora parece un lapsus brutus. Mi error fue pensar que era posible convencerlo, pero él no iba a ceder y eso lo sabíamos desde el día 1. Mi mamá siempre me dice “los hombres no cambian”. Él no era diferente a #G o #T; él era menor, quería seguir saliendo de fiesta, hacía chistes sobre su miedo al compromiso, no quería que nos vieran juntos, no tenía fotos publicas conmigo, quería sentirse y verse más joven, quería seguir ligando y cotorreando con niñas, quería sentirse deseado. Tener una relación formal, era secundario. Él quería divertirse y aunque ya no estaba en edad, el sólo no estaba listo para aceptarlo. Quise portarme empática y no quería presionarlo, le quise dar su tiempo y espacio, hacer las cosas a su manera – no funcionó.

Traté de enseñarle el otro lado de la moneda, enseñarle todo a lo que estaba dispuesta y todo lo que le ofrecía a cambio – que para mi era ORO. Le quise dar amor, estabilidad, sumisión, comprensión, fuí detallista, romántica, cambie actitudes, le abrí las puertas con mi familia, cedí en horarios y en verlo días que eran sólo míos, o que eran familiares porque yo quería que él fuera parte de eso, hice bastante. Pues no supo verlo, ni valorarlo. “Quizás para él todo era normal o común”. Me mostré en mis espacios más vulnerables, física y emocionalmente. Nada fue suficiente.

Él tomo decisiones que me lastimaron y no puedo ver que haya vuelta atrás. Él no va hacer nada para librarse de su orgullo MACHO y esta vez yo ya no puedo ceder.

likes and drinks

Advertisements

WE STOOD THERE

#AE

Mañana es su cumpleaños y estamos peor que nunca, sin ganas de estar, sin ganas de luchar, sin ganar de poder. Pero aquí estamos, necios. No sé si yo por él, y menos si él por quién? Yo no les estoy dando nada, ni soy más… quizás soy un “peor es nada”…

No hemos dejado de pelear y hoy, previo a su cumpleaños decidió que fuéramos a cenar, no podía decirle que no. Salimos y toda la noche estuvimos de cara larga en el lugar, para que hablar si cada quien estaba metido en su celular. El pidió una botella de vino. Me parecía una perdida de tiempo, pero el quería “festejar”. “El fingía morir de felicidad y ella se quería morir en alcohol”. Hice mi aportación pidiendo shots de tequila para “animar el ambiente”. Las bebidas iban y venían, pero las cosas no se movían. Dieron las 12 y en lugar de festejar juntos (como lo estábamos) decidió contestar su celular y responder todos los mensajes que le llegaban. Yo era un fantasma y sólo pensaba…
– “sabrá que estoy aquí?”,
me sentía invisible y completamente inútil. No tenía las fuerzas ni las ganas de festejarlo, no se lo merecía y sus desplantes menos me provocaban. WE STOOD THERE.

Pienso que nadie llega a ti por casualidad, todo pasa en la vida por algo y cada persona tiene un motivo. Yo no veía el motivo aquí… re-confirmación? Es que la vida me quiere decir algo? o yo simplemente decidí caer para acordarme de no volverlo hacer o el tipo de personas con el que no debería estar?… Pero que tonta! Eso ya lo sabía… lo único que puedo pensar es que la vida o el destino me esté diciendo algo. Lo único que se me ocurre pensar es “que tan fácil es caer en estos juegos, que tan fácil es encontrar al mismo tipo de persona y que tan fácil es dejarse llevar”.

Yo ya tenía claro que no quería estar con una persona así y que no lo iba a permitir… heme aquí, después de tanta decisión y lloradera, tomando una copa de vino con el enemigo.

vino